Comidas del campo nica que también degustan en Costa Rica

By on mayo 3, 2021 0 409 Views

Costa Rica.- Las comidas del campo nicaragüense no sólo se degustan en nuestro país, en Costa Rica estás comidas llegaron para quedarse, gracias a la gran cantidad de migrantes rurales que se desplazan cada año para las cosechas.

  • Desde almíbar campesino, elaborado con crema, o “natilla”, como le llaman en Costa Rica, hasta las famosas rosquillas, “bizcochos”, con queso y dulce de panela.

Seguinos en Youtube.

También los tamales pizques y rellenos de dulce o frijoles, los yoltamales o tamales dulces que son vendidos en las calzadas de San José o cerca del parque de La Merced.

El frijolito nica, es cotizado por los “pinoleros” que tienen años de laborar en Costa Rica bajo sol o lluvia, y el queso traído desde Boaco o Chontales.

TODA UNA TRADICIÓN

Las sopas campesinas de Nicaragua son una delicia que se encuentra en muchas cocinas familiares de Costa Rica. Foto: A. Malespín.

Inclusive las cajetas y los gofios se venden como un manjar que poco a poco va siendo asimilado por la sociedad costarricense, al igual que nuestras tradiciones, como la celebración a la Purísima Virgen de la Concepción.

La carne “sopeada” o en caldo, como es de tradición en nuestra tierra, ya la consume el costarricense, pues, muchas de las trabajadoras del hogar son de origen nicaragüense, y son ellas quienes se encargan de alimentar a las familias ticas con nuestras recetas.

  • Según cálculos de la Dirección General de Migración y Extranjería de Costa Rica, alrededor de 350,000 nicaragüenses se encuentran en el vecino país del sur, incluyendo a las personas residentes y a las que van y vienen durante las zafras de café, cosecha de piña o caña.

Podés discutirlo en nuestro muro en Facebook.

Sin duda, la mano campesina, las trabajadoras domésticas y los obreros nicas han demostrado ser imprescindibles para la economía costarricense.

También, nuestra cultura y gastronomía se ha encontrado en constante mezcla durante las pasadas décadas, quizás porque al final de todo somos, más que vecinos, hermanos centroamericanos.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.